El precio del alquiler en Barcelona se ha incrementado hasta un 38% en tan solo cinco años. Esto está provocando que sean muchas las personas que, si bien antes tenían la oportunidad de acceder al alquiler en lugar de la compra, ahora no tienen ni siquiera la oportunidad de emanciparse en solitario o en pareja. De ahí que la mayoría de actores estén considerando la necesidad urgente de tomar medidas. Y parece que las tomarán en breve.

Sin ir más lejos, el Govern de la Generalitat de Catalunya está preparando una normativa con la que pretende atajar el problema. Una de las medidas más importantes tendría que ver con la posibilidad de que la ciudad de Barcelona pueda establecer limitaciones a los precios, a través de un índice de referencia en los barrios que tengan precios desproporcionados o en los que existe una alta demanda de viviendas en alquiler.

La previsión es que el Govern apruebe el decreto ley este próximo martes. La consejera de Justicia, Ester Capella, ha explicado después de reunirse con Gerard Duelo, presidente del COAPI de Barcelona y Joan Ollé, presidente de la Asociación de Agentes Inmobiliarios (AIC) que para elaborar esta normativa se han basado en el sistema de regulación de precios alemán, cuyo trayectoria es ya de 30 años.

 

Artículo publicado en: Fotocasa Blog

Archivo de notícias