El Tribunal Constitucional de Alemania avala el límite de precios del alquiler en Berlín

20Ago2019

El Tribunal Constitucional de Alemania avala el límite de precios del alquiler en Berlín

El Tribunal Constitucional alemán en una sentencia publicada hoy valida la ley que permite limitar el precio del alquiler en Berlín. Defiende que no viola el derecho a la propiedad privada. En concreto, la nueva normativa establece la congelación de las rentas durante cinco años, con el objetivo de frenar las subidas de la vivienda en alquiler.

El pasado 18 de junio el Legislativo regional de Alemania aprobó esta iniciativa legislativa que está en fase de desarrollo para “limitar los arriendos” por ley. El freno debería entrar en vigor en 2020 para 1,6 millones de viviendas de alquiler de la capital alemana y durar cinco años. Pero como los políticos buscan parar las subidas de precio que en los últimos años han subido más de un 10%, está previsto que sus efectos tengan carácter retroactivo a partir de la resolución del Parlamento regional aprobada en junio. En caso de infracción, las multas pueden ascender hasta los 500.000 euros.

Esta medida legislativa ha sido tomada por una alianza del Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y La Izquierda. Y la responsable de Desarrollo urbano de Berlín, Katrin Lompscher, fue la encargada de presentar esta iniciativa ante el legislativo regional. Entre los detalles de esta normativa está que es de aplicación en todos los alquileres existentes en bloques de viviendas (no en unifamiliares). Los nuevos contratos que se firmen tampoco podrían ser superiores a la renta previa. Incluso se prevé una cláusula para revisar a la baja de forma retroactiva aquellos arriendos que se consideren excesivos con respecto a un "límite del alquiler general aún por definir".

Recordamos que no es la primera ley que se quiere implantar en Alemania. En 2015 ya se puso en marchar el fracaso del denominado “freno de los alquileres”, una controvertida medida lanzada por el Ejecutivo central para moderar las subidas y que se ha aplicado con éxito desigual en las principales ciudades alemanas, aunque, en general, no ha logrado su propósito.

Según publica el diario ABC, la Oficina de Estadísticas de Berlín ofrece datos interesantes como que la capital alemana tiene una oferta de 1,9 millones de viviendas, de las cuales más de 1,6 millones están alquiladas. De estas, 105.500 son viviendas sociales con un alquiler neto de menos de 6,5 euros por m2.

En 2018 se levantaron 16.706 nuevos pisos, lo que dejó entrever que hay un déficit de 20.000 casas para poder acoger a los nuevos habitantes inscritos en ese mismo año.  

 

Artículo publicado en Idealista Blog

Archivo de notícias